•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*•*´

Rokudenashi [Aqui todo tiene relación con el mundo de Clamp]

Espero que lo que encuentren en este pequeño blog les sea de utilidad ^^ ya que todo ha sido hecho con cariño y paciencia ... principalmente con paciencia!!

Que conste que el material expuesto aquí ha sido traducido y escaneado por los correspondientes fansubs que se encargan de esa ardua tarea y se les agradece infinitamente ^^ Yo solamente estoy resubiendo los mangas y artbooks que he logrado recopilar con el pasar del tiempo como Clamp fan °w° De ningun modo me atribuyo la traducción de este material.

(esto es para evitar confusiones a futuro)

Atte. Tsuki


•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*¸.•*•.¸¸.•*




Rokudenashi ha sido nominado como Mejor Blog en Español sobre Clamp en el "Clamp Festival Virtual 2011 Awards"

jueves, 25 de febrero de 2010

El toque mágico de Clamp I

Un ensayo:

Yoshiki Tanaka, autor de la novela Soryuden, escribe sobre las obras de Clamp como un lector más.


La primera obra de Clamp que cayó en mis manos fue El Ladrón de las Mil Caras ( 20 menso ni onegai!!). Estoy seguro de que fue esa serie, aunque no puedo recordar exactamente como fue que llegó a mis manos. Supongo que estaría dentro de alguna de las revistas que me solían enviar las editoriales. No recuerdo a ningún otro autor de ese ejemplar; fue Clamp la que más me impresionó. Tenía un aire dulce y a la vez preciosista, difícil de olvidar. Y lo mejor fue que finalmente no se titulase “Akeshi Tantei ni Onegai” (Un favor del detective Akeshi).


Yo pertenezco a una generación de la que ya entonces se decía que no leíamos, sin embargo todos estábamos dentro de algún "grupo". En el caso de los mangas de robots estaban Astroboy y los Ironman 28, y en lo de detectives estaba los Lupin y los Holmes. El grupo de los robots y el grupo de los detectives, una división curiosa. Estoy seguro de que al crecer y hacernos adultos, los de un grupo y del otro habremos adoptado maneras de vivir y de pensar muy diferentes. A pesar de estar más o menos dentro del grupo de los detectives, yo era un poco raro, en el sentido de que era incapaz de decantarme por Lupin o Holmes en particular. Como protagonistas me parecían igual de carismáticos, aunque es cierto que a Lupin le faltaba un toque de esnobismo, y que el escenario de Londres me parecía mas atractivo que Paris. Si estudiamos el caso a escala mundial no cabe la menor duda: el grupo de Holmes se lleva la palma. De hecho, creo que solo hay seguidores de Lupin en Francia y en Japón, aunque de seguro en Japón son más numerosos. En su país de origen, Francia, Lupin esta casi olvidado. En Londres hay un museo de Holmes, pero en Paris no hay un museo Lupin. Por cierto, una de las ilustraciones más fascinantes de Lupin se encuentra en Kigao (el misterioso castillo de roca) de Goseki Ojima. Esa imagen del hermoso Isidore Botré me sigue apareciendo en sueños después de 40 años. Se trata del mismo Kojima que ilustró “El Lobo Solitario y Su Cachorro” (Kozure Ookami), aunque parezca que se trata de otro dibujante, debido a que el estilo es muy distinto, pero eso es una de las características que los haces tan genial.


Me he desviado del tema de que quería hablar. No quiero comentar la historia de Lupin, sino la del El Ladrón de las Mil Caras. Mil Caras fue creado por Rampo Edogawa y se convirtió en un personaje bastante famoso, aunque maltratado por multitud de series de televisión y películas baratas como “Lupin no mohou ni suina” (No es mas que una copia de Lupin) y “Akechi Kogoro no Hikitateyaku” (El complemento de Kogoro Akechi), donde fue degrado al punto de no ser mas que un mero acusica que se apunta los delitos de los criminales desmemoriados. De hecho, la mención de Kogoro Akechi, un detective solitario, no es casual; su reelaboración en Mil Caras, para mi, es inmejorable. Akechi se enfrenta solo a una serie de crímenes que en realidad no tienen nada que ver con él, de manera que el peso del protagonismo es algo así como "prestado". A la larga es un personaje más bien gris.


El planteamiento de Mil Caras es más simplista, su motivo principal es un club de detectives juveniles. Por tanto, sus directrices se ciñen a las de este tipo de series: los chicos se encuentran con un misterio, aparece Kogoro Akechi para resolverlo, se descubre la verdadera identidad de Mil Caras, que se entrega a la policía. Puede haber muchas variaciones en el desarrollo de la historia, que suele ser una batalla personal entre el detective y el malo, pero el vencedor es Akechi.


Si estudiamos los personajes con atención, queda claro que Mil Caras es la encarnación de los sueños (por lo general de las pesadillas), mientras que Akechi encarna la realidad. El mensaje subliminal que queda al leer sus historias es "Muy bien, lo habéis entendido. Os parecía un problema enorme y lo he resuelto de la manera más sencilla, pero ya se acabó la hora de recreo. Ha llegado el momento de que volváis a la realidad". Para mi eso es lo que transmitía a los lectores, de manera que era de las series de detectives que menos me gustaba. Puede que esto de una idea del adulto tan raro en que me he convertido. Por eso al ver el Mil Caras de Clamp tuve una sensación bastante extraña. Se trataba de una obra donde primaban los elementos oníricos. La verdad es que me pareció que con ella Clamp, unas autoras noveles y desconocidas, por entonces, lograría hacerse un hueco. Resulta curioso, por que no tenía ninguna información sobre ellas, pero pensé enseguida que debía tratarse de una mujer. No llegué a imaginarme que se trababa de un equipo de mujeres. La relación entre el individuo y el grupo es mucho más complicada de lo que pensamos. Que varias personas con talentos especiales se reúnan no garantiza que se conviertan en un grupo excepcional, y con frecuencia lo que ocurre es que los individuos se anulan los unos a los otros y el resultado es cero. También es muy común que en los grupos enseguida quede un jefe y los demás orbiten a su alrededor. Es muy fácil hacer planes, decir que se va a hacer esto o lo otro, pero a la hora de la verdad, combinar los intereses y los talentos de todo el mundo es muy complicado. Por lo general no sale bien. Aunque a veces si.


A lo largo de mis vacilantes pasos por el vasto mundo editorial, he visto como se atacaba a Clamp continuamente. Se las denominaba despectivamente D’Artagnan y los Tres Mosqueteros, por ejemplo, después de Mil Caras vino Club de Detectives CLAMP (Clamp Gakusei Tanteidan), una serie que estaba dentro de la expectativas de todos, es decir, que no representaba una inflexión importante. De haber seguido así, seguramente su carrera habría declinado. Pero entonces sacaron RG Veda (Seiden), serie que para muchos representa el auténtico debut de Clamp, y que logró que todos los que las habían denostado se tuvieran que tragar sus palabras. Crear un buen manga es parecido a cocinar un buen plato. La técnica es importante, pero no lo es todo. Se han de buscar buenos ingredientes y tener buen ojo para escogerlos. Para muchos ésta es la clave de éxito final. Por muy bueno que el Chef, si los ingredientes están caducados, lo más probable es que alguien se dé cuenta de que el plato no está tan bueno.


En el mundo del cómic pocos se han atrevido con la mitología, además siempre se han limitado a recurrir a la mitología occidental: Grecia y poco más. De Oriente, una región geográfica vastísima y rica en historias mitológicas, se ha explotado básicamente el concepto del Saiyuki (el "Viaje al Oeste", la epopeya del mono Son Goku y del Monje). Una apuesta muy importante que explotó la mitología oriental fue Hoshin Engi (La envestidura de los dioses) de Shonen Jump. Pero dentro del Shojo manga, se puede decir que la primera obra que recurre a la mitología es RG Veda.


RG Veda es una serie ambientada en un mundo cambiante, con personajes como Ashura, que aúnan fuerza y debilidad, luz y sombra, maldad, inocencia, y múltiples caras. Todo aderezado con criaturas monstruosas, fuego y violencia. El relato está extraído de las antiguas escrituras del la religión brahmán y Clamp, desde el principio, consiguen mantener el aire orientalizante que nos impide olvidar el origen del relato. Alguien puede argumentar que el éxito de RG Veda no es merecido, pues las autoras reelaboraron un tea ya existente. En mi opinión, la mayor muestra de maestría reside en que han sabido presentar un tema completamente nuevo. Además lo han utilizado como más para una reelaboración que, aunque se desvía bastante del relato original, no traiciona el espíritu original de la obra. No es de extrañar que RG Veda sea una de las creaciones de CLAMP que cuenta con más fans y que muchos de sus actuales seguidores se introdujeran en su universo artístico a través de esta serie. Parece que el buen ojo para elegir los ingredientes con los que confeccionar buenas historias ha sido constante que se ha repetido en obras posteriores de CLAMP, y que supone uno de los mayores alicientes que las animan a seguir en su proceso creativo. Muestra de ellos son sus series posteriores (en un orden un poco al azar): Tokyo Babylon, Luchadoras de Leyenda (Magic Knight Rayearth), Card Captor Sakura o X. Cabe destacar que, en la mayoría de estas series, el elemento oriental tiene mucho peso.


Me siento muy feliz de ser contemporáneo de CLAMP, de haber disfrutado de sus obras y de poder contribuir ahora a que se las conozca mejor. Cuando publiqué la novela Soryuden (La Leyenda de los Cuatro Reyes) en formato bolsillo, la editorial me permitió que eligiera un dibujante para la nueva portada. El dibujante de la portada original de la edición de lujo había sido Yoshitaka Tenno, cuya popularidad le llevó mas adelante a moverse entre Tokyo, Paris y New York. A un personaje de tal popularidad no podíamos exigirle que nos ilustrara una novelita en formato de bolsillo. Sin embargo, nadie mas que él parecía el adecuado. Al principio pensamos buscar un dibujante que tuviera un estilo parecido al de Tenno, pero al final nos dimos cuenta de que nadie le superaría en su campo. Entonces… ¿Quién mejor que Tenno? CLAMP. La verdad es que fue una idea loca, ya que por aquel entonces empezaban a ser populares. Pretender que con semejante talento y todo el trabajo que tenían, ilustraran la novela de otro, al que además no conocían de nada… Estuve a punto de desechar la idea sin intentarlo siquiera… Lo dejé en manos de la editorial y esperé pacientemente que rechazaran la propuesta.


Tengo en mis manos, la novela en edición de bolsillo. Las guardas son obras de Clamp, la portada y la portadilla, también; hasta los dibujos en blanco y negro del interior también son de Clamp. Toda la serie de La Leyenda de Los Cuatro Reyes (Soryuden) está dibujada por Clamp.

Poco después de la publicación recibí una carta de un lector. Decía: "Me parece muy mal que se publiquen sus obras con ilustraciones de CLAMP. Ya tenia el libro de edición de lujo y ahora no me quedará mas remedio que comprarme la de bolsillo también". Cuando le mostré la carta al editor me sorprendió con una respuesta que bien podría haber pronunciado Kogoro Akechi: "Ja ja ja, ¡por mas rebuscada que sea, una victoria es una victoria!". No debería hacer ese tipo de bromas, dan mala suerte.

El sucesor de Mil Caras, Akira Ijuin, sueña con un mar de farolillos para su pequeña amiga. Me parece una imagen muy representativa del arte creativo de CLAMP. Gracias a las misteriosas CLAMP, los lectores podemos esta noche sobrevolar un mar de luces, dentro de un sueño compuesto de imágenes dulces y preciosistas. Espero que gracias a ellas podamos seguir haciéndolo durante mucho tiempo.

___________________________________________________


Ensayo transcrito integramete desde

Clamp no Kiseki nro 1.

2 comentarios:

  1. wooo.. esto es una ODA a CLAMP, aunque hablando de obras de Clamp, la actual xxxholic, es muy llamativa y expresa con mayor intensidad lo que describe el ensayista (el preciosismo y las imagenes e influencia oriental). Otro titulo de ternura y mistisismo podria ser sakura card captor, kobato , x y tokio babylon...(cada uno distinto y parecido a la vez.
    Aún así necesito investigar mas sobre Clamp...
    Nos vemos...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues la verdad yo siento que divagó demasiado, pero el último párrafo si me dejó muy convencida.

    ResponderEliminar

Me gusta leer sus comentarios ... adelante con confianza que no muerdo >=] ... mucho ...